Con cuatro meses les deje a mi pequeño con todas las dudas de una mami primeriza. Lo deje con gente que con el tiempo se han convertido en unos más de mi familia.

Lloré de pena el primer dia de cole y lloré de pena por dejarles el día que se fue al “cole de mayores”.

Mi confianza es tal, que el último curso de mi hijo Bruno, les deje también a mi pequeñaja Irene, así que continuamos nuestra relación con C.E.I. Colorets.