Como cocinera y mamá de un niño adolescente, entiendo la importancia que tiene una buena alimentación en la salud de nuestros peques y me responsabilizo de ello. A parte de la importancia de elaborar las comidas diariamente y en el momento en que se van a consumir para ofrecer así una gran calidad en el alimento que ofrecemos a nuestros alumnos, en Colorets estamos muy pendientes de tener siempre los alimentos frescos. Por eso, se intenta, en la medida de lo posible, abastecerse de productos frescos de proximidad, pues estos alimentos al no necesitar transporte de larga distancia, se recogen en su punto exacto de maduración, aprovechando así todos los nutrientes que nos ofrecen, tanto en calidad como –sobretodo- en cantidad. Todo esto junto a la preparación diaria de cada menú, hace que se obtenga el máximo de nutrientes.

El consumo de alimentos frescos tiende a ser la mejor opción para aportar energía al cerebro, ayudando a conservar la memoria en perfectas condiciones.

Esto es así porque éstos alimentos ayudan a la creación de neurotransmisores que conllevan beneficios antioxidantes, evitan alteraciones en el estado del ánimo controlando incluso la presencia de algunas sustancias neurotóxicas en el cerebro, y ayudan a memorizar al aumentar la producción de energía en las neuronas.

A parte de elaborar nuestros platos con alimentos frescos, es muy importante también elaborarlos en el día que se van a consumir. En Colorets estamos en contra de los servicios de catering y demás, puesto que estamos seguros de que una correcta alimentación en nuestros hijos/as nos ayudará y les ayudará durante todo su crecimiento, y esto es algo de lo que nos sentimos responsables.

Cada día, elaboro el menú diario que corresponde a nuestros peques. Cuido y mimo cada paso que doy en la elaboración de la comida que les sirvo puesto que soy consciente de la importancia que tiene, y de esta manera, me gustaría transmitiros a vosotras, las familias, y conciliaros, de la gran importancia que ésta tiene en nuestros hijos/as. Dejemos de lado los alimentos procesados, congelados o pre-cocinados, no aportan nada bueno a nuestro organismo y mucho menos al de nuestros hijos/as,

En Colorets estamos tranquilos y seguros de que nuestros niños/as están cuidados con todo nuestro amor y dedicación. Al fin y al cabo también son “nuestros peques”, pero, ¿y en casa?, ¿os animáis vosotros también?

Un abrazo muy fuerte.

AMPARO ~ Cocinera C.E.I. Colorets