La nueva forma de aprender y jugar: reciclar y reutilizar

Cada vez somos más conscientes que debemos cuidar el entorno que nos rodea, mantener limpias nuestras ciudades, respetar la naturaleza, vivir de manera saludable y así preservar nuestro planeta. Estas son algunas de las enseñanzas que nos corresponde trasmitir a nuestros hijos, alumnos, etc.

Si desde edades tempranas tanto en casa como en las escuelas les educamos siguiendo estas pautas, a lo largo de su desarrollo y cuando alcancen la edad adulta podrán seguir contribuyendo a esta labor tan necesaria para nuestro entorno.

Para conseguir nuestro objetivo lo que debemos de hacer previamente es documentarnos sobre aquello que deseamos trasmitir y crear tareas o actividades atrayentes, divertidas e interesantes.

A la hora de preparar las tareas o actividades muchas veces nos complicamos demasiado preparando los materiales y no nos damos cuenta que la cosa más simple es la que nos aporta mayor resultado. Por ejemplo: cuando estamos en casa, nos pueden ayudar a separar los diferentes recipientes que utilizamos día a día. Esta tarea es sencilla y económica, pues cuando vamos a comprar al supermercado los alimentos y productos que compramos vienen empaquetados en exceso. Podemos preparar cajas, bolsas, o aquello que tengamos más a mano y empezar a clasificar. Al principio nuestra labor consistirá en decirle en que lugar tiene que tirar cada cosa, pero en poco tiempo ya sabrán donde va cada cosa. También es buen ejemplo cuando vamos a tirar la basura el/la peque nos puede acompañar hasta el contenedor e incluso puede llevar la bolsa. Una vez llegamos al contenedor, con nuestra ayuda, puede tirar los residuos dentro del contenedor. Este es un modo de involucrarlos y ellos se van a sentir satisfechos con su acción.

Otra opción que tenemos es realizar manualidades con los diferentes materiales. Se pueden hacer juguetes, juegos didácticos, disfraces. Además, vamos a trasmitir otros valores a nuestros peques ya que se puede aprovechar para hacer actividades juntos y el compartir tiempo con nuestros peques es muy beneficioso tanto para ellos como para nosotros. Lo único que necesitamos son ganas e ilusión.

Pero no se trata de realizar únicamente actividades plásticas, hemos de vincular el reciclaje con el juego, dejar volar nuestra imaginación, la creatividad y ser conscientes que no necesitamos comprar cosas nuevas constantemente, sino que podemos reutilizar objetos, reinventarlos, darles otra utilidad.

Un recurso muy utilizado en las escuelas infantiles y que también se puede realizar en casa es conocido comúnmente como: la caja de los tesoros. Lo único que necesitamos

es una caja, una cesta, una bolsa de tela, en definitiva, cualquier recipiente vacío que tengamos en casa para poder llenarlo con materiales reciclados.

Otra de las cuestiones que seguro están rondado ahora por vuestra cabeza es: ¿qué materiales puedo introducir en la caja de los tesoros? Pues sencillo, todos aquellos materiales que se puedan reutilizar y limpiar como: la botella de gel, champú, lavavajillas, suavizante, agua, vasos de yogur, bote de crema, cucharas, fiambreras, tapas, entre otros. Es importante evitar todos aquellos materiales que sean frágiles y peligrosos para los peques como objetos con un diámetro demasiado pequeño u objetos que contengan cristal que al romperse pueda hacerles daño. Hemos de ser conscientes que los materiales que vamos a ofrecer son para jugar.

Una vez lo tengamos todo listo, nos queda invitarles a jugar. Estoy seguro que le va a gustar mucho, va a tener ganas de investigar, descubrir que hay en el interior y va a pasar un buen rato jugando con los diferentes materiales.

Como hemos comentado anteriormente, con este tipo de juegos vamos a favorecer que desarrolle su imaginación y creatividad. Además, hay que tener en cuenta lo sencillo que es de preparar con lo que tenemos a mano por casa.

Os recomiendo que cada cierto tiempo reviséis los materiales para limpiar y sustituir aquellos que estén más deteriorados garantizando así el buen estado de todos ellos e incluso introducir alguno nuevo para mantener su curiosidad e interés.

Por mi parte únicamente animaros a que lo hagáis en casa, probadlo, veréis como algo tan simple puede hacer disfrutar a vuestro peque y lo haréis vosotros también de verle feliz.

Espero vuestros comentarios contando vuestra experiencia, y si sabéis de algún otro tipo de actividad con material reciclado os invito a compartirla con el resto de las familias.

Daniel Rojas Ivars
Educador Infantil

Share on facebook
Facebook
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
Call Now Button

¡Matricula abierta!

Abrir chat